Carretilla elevadora

¿Qué es una carretilla elevadora?

Una carretilla elevadora transporta, tira, apila o empuja cargas y mercancías. En el ámbito de la logística, la carretilla elevadora contribuye significativamente a un flujo de materiales fluido y sin problemas. La carretilla elevadora puede utilizarse para transportar materiales como palés, barriles, cajas de malla metálica, contenedores de rodillos, cajas o incluso contenedores especiales. Además del transporte de mercancías (entrada de mercancías, almacén de productos acabados), el uso de una carretilla elevadora con Voice Picking dispositivo en la recogida de pedidos es concebible.

¿Variantes de carretillas? ¿Qué hay que tener en cuenta?

Existe una amplia gama de variantes y diseños de carretillas elevadoras que pueden utilizarse en la tecnología de almacenes.

Se distingue entre carretillas industriales manuales y mecanizadas. Las transpaletas manuales, también conocidas coloquialmente como hormigas o carretillas elevadoras, se manejan a mano y pueden transportar la mercancía almacenada a mano sobre la superficie de almacenamiento (altura máxima de elevación de unos 100 mm). Su capacidad de carga es limitada.

En el caso de los vehículos mecanizados, se distingue no sólo el tipo de accionamiento, sino también la altura de elevación y el tipo de transporte. Si las carretillas eléctricas se utilizan principalmente en el almacén, las carretillas de gasolina, diésel o GLP también pueden utilizarse en el exterior.

El número de mástiles define la altura de elevación: mástiles simples, dobles, triples y cuádruples. Esto permite colocar las cargas hasta una altura de elevación de 10 a 12 metros.

En función de las necesidades del almacén, se utilizan apiladores verticales, apiladores horizontales, carretillas retráctiles, apiladores telescópicos, apiladores para cargas pesadas, cargadores laterales, cargadores frontales o incluso apiladores para pasillos estrechos. Además, hay carretillas elevadoras todoterreno disponibles para aplicaciones especiales en exteriores.

¿Cómo se pueden ampliar las posibilidades de aplicación?

Además de la clásica elevación de materiales con el mástil de elevación, hay muchos accesorios que amplían enormemente las posibilidades de aplicación de las carretillas elevadoras.

  • Prolongaciones de horquillas (transporte de mercancías almacenadas en exceso)
  • Horquilla de abrazadera (abrazaderas alrededor de, por ejemplo, contenedores)
  • Pinza de rodillos (transporte de bobinas de cable)
  • Mandril de transporte (transportar objetos huecos)
  • Brazo de grúa (mover mercancías largas)
  • Cubo para materiales a granel (para arena u otros materiales a granel)
  • Carro basculante (para volcar contenedores o palets)
  • Plataforma de montaje (trabajos de reparación)

Fabricante de carretillas elevadoras

Las empresas más conocidas son, por ejemplo, Jungheinrich o Linde. También ofrecen carretillas elevadoras usadas en venta.

Conclusión

Independientemente de si se trata de transportar palés, almacenar y recuperar materiales o suministrar mercancías dentro de la empresa, una carretilla elevadora puede realizar estas tareas de forma flexible y fiable. Las diferentes finalidades exigen una tecnología adaptable, especialmente en el contexto de los constantes cambios en los requisitos de la intralogística.

" Volver al índice del glosario